100 ideas que cambiaron la Arquitectura

Lo podes leer en 5 minutos.

Idea #1: El hogar. La primer idea (y posiblemente la que dió inicio a la arquitectura) fue un lugar para poner el fuego, y así evitar que se propague libremente. Imagen de slgckgc (flickr.com/slgc)
Idea #1: El hogar. La primer idea (y posiblemente la que dió inicio a la arquitectura) fue un lugar para poner el fuego, y así evitar que se propague libremente. Imagen de slgckgc (flickr.com/photos/slgc)

Sobre cómo el arte y la ciencia de la construcción evolucionó paralelamente en los ejes de la filosofía y el pragmatismo.

“El arte es el descubrimiento y el desarrollo de los principios elementales de la naturaleza en formas bellas que se adecuen al uso humano” observaba el legendario arquitecto Frank Lloyd Wright. Ciertamente, esta convergencia de practicidad y belleza es quizás la característica central de la arquitectura misma, y de cualquier desarrollo significativo que empujó a la disciplina a avanzar a través de los milenios.

En “100 ideas que cambiaron la Arquitectura”, el profesor de arquitectura de la Universidad de Cardiff Richard Weston, y el editor británico Laurence King -que también ayudó a producir “100 ideas que cambiaron el Diseño Gráfico”, “100 ideas que cambiaron el Cine” y la épica monografía de Saul Bass- rastrean las más influyentes piezas de ideología y práctica arquitectónicas, y las organizan cronológicamente desde el hogar (idea n°1) hasta el término “diario” (idea n°100), pasando por el arco (idea n°10), la simetría (idea n°25), la utopía (idea n°32), el ascensor (idea n°49), la empatía (idea n°55), el “menos es más” (idea n°74), y la sustentabilidad (idea n°95).

En la introducción, Weston escribe:

Sorprendentemente, pocas de las ideas son de carácter filosófico o teórico; de hecho, algunos lectores se preguntarán si algunas de ellas -como el hogar con la que empieza el libro, y la pared y el ladrillo que le siguen enseguida- son ideas en absoluto…

‘Ideas’ que realmente cambian el arte práctico de la arquitectura, no son sólo las relativamente pocas grandes masas de pensamiento que dan forma a las civilizaciones, sino las ideas más humildes como el ladrillo o el hecho de reforzar el hormigón con barras de acero. Todo lo que los humanos hacen arranca con una idea: quizás no del tipo patentable -el tipo que los caricaturistas representan con un foco encendido sobre la cabeza de un científico- sino como un concepto que, por ejemplo, enseña a un albañil a poner piedra sobre piedra para crear un arco que, como por arte de magia, hace posible desafiar a la gravedad y poner una abertura en una pared. Varias de estas ideas se le deben haber ocurrido independientemente a diferentes personas en diferentes lugares al mismo momento. Nunca sabremos cuando el foco metafórico de la idea se encendió por primera vez, pero eso no disminuye su importancia.

Idea #4: Columnas y vigas. Stonehenge fue construído en el 3000 a.C. en Sommerset, Inglaterra. Imagen de Andy Farmer (flickr.com/photos/afarmer)
Idea #4: Columnas y vigas. Stonehenge fue construído en el 3000 a.C. en Sommerset, Inglaterra. Imagen de Andy Farmer (flickr.com/photos/afarmer)
Idea #5: Puerta. Imagen de Dave Crosby (flickr.com/photos/wikidave/)
Idea #5: Puerta. Imagen de Dave Crosby (flickr.com/photos/wikidave/)

Desde las puertas de Gaudí en la Casa Milà de Barcelona a las del conjunto de viviendas de Michel de Klerk en Amsterdam, a las puertas medievales de San Gimignano, el diseño de aberturas y puertas ofrece posibilidades diversas y expresivas.

El arquitecto holandés Aldo van Eyck decía que “Una puerta es un lugar hecho para una ocasión” El lenguaje es personal, pero la idea es universal: a pesar de que son necesarias para la seguridad, privacidad y la protección climática, las puertas trascendieron las demandas de función, mediando el momento de ingreso y egreso de un edificio o habitación.

Idea #11: Bóveda. Esta palabra proveniente del latín, define un elemento constructivo superficial que trabaja a compresión. Imagen de Andrea Kirkby (flickr.com/photos/andreakirkby/)
Idea #11: Bóveda. Esta palabra proveniente del latín, define un elemento constructivo superficial que trabaja a compresión. Imagen de Andrea Kirkby (flickr.com/photos/andreakirkby/)
Idea #19: Proporción.
Idea #19: Proporción.

La fascinación de Le Corbusier con la proporción como clave para la belleza arquitectónica, culminó en el desarrollo de un sistema de proporciones basado en la Proporción Áurea, que publicó en su libro Le Modulor de 1948.

En sus Diez Libros de Arquitectura, Vitruvio decía que “Sin simetría y proporciones no existen los principios de diseño de ningún templo. Esto quiere decir que no hay una relación precisa entre sus partes, como en el caso de un hombre bien formado”, reinstalando así las creencias de los descendientes de la tradición pitagórica en la matemática y el misticismo numérico en la filosofía griega, pero fue en la Mesopotamia y Egipto donde las dimensiones derivaban de la simetría y las proporciones del cuerpo humano.

Idea #27: Particularidad. En filosofía, la palabra ‘particulars’ es usada para describir las cosas concretas que existen en el espacio y el tiempo, y que se oponen a las abstracciones. La palabra ‘particular’ puede no venir a nuestra mente tan fácilmente como las ideas platónicas de forma, ideal, simetría y proporción, pero describe actitudes recurrentes en arquitectura, desde la preocupación por el lugar en vez del espacio, hasta el diseño de los materiales.

La determinación de Frank Lloyd Wright en el diseño de casas que respondieran a cualidades particulares del sitio se puede ver en la Casa de la Cascada de 1935, donde todo, desde la estratificación ‘geológica’ hasta la reja de hormigón que rodea el tronco de un árbol, reflejan esta aspiración.

Idea #28: Arquitecto.
Idea #28: Arquitecto.

Como su derivación del griego ‘jefe’ y ‘carpintero’ sugiere, el término ‘arquitecto’ es antiquísimo. La idea actual del arquitecto como un profesional independiente, experto en todos los aspectos del diseño y la construcción, sin embargo, tiene raíces en el Renacimiento y se consolidó recién en el S. XVIII.

Idea #30: Proyección perspectiva. Imagen de Sebastien Pittau (flickr.com/photos/92504614@N05/)
Idea #30: Proyección perspectiva. Imagen de Sebastien Pittau (flickr.com/photos/92504614@N05/)

Haciendo caso de la naturaleza combinatoria de la creatividad y de la noción de que crear es copiar, transformar y combinar, Weston observa:

Sólo toma un momentos de reflexión darse cuenta de que muchas de las más potentes ideas que han cambiado la arquitectura son de este aparente carácter prosaico. Una de las más celebradas de la arquitectura moderna es la planta libre, que hubiera sido imposible sin el desarrollo de los sistemas de calefacción central que liberaron a los arquitectos de la tarea de colocar hogares y chimeneas.

Idea #49: Ascensor. La década de 1930 no ofrecía una imagen más irresistible que la del skyline de Nueva York, cuyo desarrollo había sido posible gracias a los elevadores. El Empire State Building, un edificio de 102 niveles que permaneció como el más alto del mundo hasta la década de 1970.

La historia de la arquitectura enfatiza en los conjuntos estructurales que hicieron posibles los edificios de gran altura que transformaron las ciudades a nivel mundial. Igualmente importantes, sin embargo, fueron los ascensores de pasajeros, sin los cuales, la circulación más allá de algunos pocos pisos hubiera sido impracticable.

Con estas y muchas otras, 100 ideas que cambiaron la Arquitectura es un libro más que interesante para aquellos que, como nosotros, desean saber más sobre este arte práctico que nos apasiona.


Este texto fue publicado originalmente por María Popova en Brain Pickings, y traducido al español y corregido por Manuel Muñoz para Taller 9. Si querés saber más, visitá: brainpickings.org.