Buckminster Fuller, el último generalista

Lo podes leer en 7 minutos.

16028726760_a92287ac49_o
Buckminster Fuller en la Fundación Windstar. Fotografía de Nick DeWolf.

Aunque nunca fue arquitecto, Buckminster Fuller encontró entre los arquitectos de la época el espacio adecuado donde difundir sus ideas. Sus trabajos atravesaron áreas tan diversas como ingeniería, ciencia, matemática y cartografía, por eso prefería presentarse a sí mismo como generalista.

La búsqueda de la eficiencia y la confianza en la tecnología como único medio para mejorar la calidad de vida de las personas, delinearon cada uno de sus proyectos. Diseñó prototipos de vivienda y de vehículos, patentó numerosas creaciones, escribió más de una decena de libros y dedicó los últimos años de su vida a dar conferencias alrededor del mundo para divulgar sus experimentos —conferencias que según se dice, podían durar hasta ocho horas—.

Excéntrico por donde se lo mire, este es un breve repaso por la historia de un hombre que para sobreponerse al peor momento de su vida puso su mente al servicio de la humanidad.
Seguir leyendo

Zaha Hadid: MAXXI

Lo podes leer en 7 minutos.

Zaha Hadid por Brigitte Lacombe. Cortesía Zaha Hadid Architects.

Todavía me acuerdo el día que conocí a Zaha. O su obra, bah. Fue en una teórica sobre edificios públicos en el Aula Magna de la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires, durante mi primer año en la carrera, allá por el año 2007.

Seguir leyendo

César Pelli

Lo podes leer en 11 minutos.

Cesar Pelli
César Pelli. Ilustración de Belén Belén para Taller 9.

-¿Hola?

-¿Hola?

-Sí, habla Cesar Pelli aquí.

¡Realmente era él! Su  hablar  tranquilo, propio de un hombre con experiencia, se combinaba con  ese inconfundible acento suyo, que varía entre el tucumano y el estadounidense. A pesar de haberse ido de la Argentina hace más de 50 años, Cesar Pelli sigue conservando un perfecto español.
Seguir leyendo

Clorindo Testa

Lo podes leer en 14 minutos.

Clorindo Testa
Clorindo Testa. Ilustración de Belén Belén para Taller 9.

Llegamos al estudio de Clorindo una mañana de agosto. Hacía frío y llovía.

En el estudio había mucho movimiento. Estaban embalando cuadros para llevar a una exposición.

Clorindo estaba dibujando con tinta china negra en su escritorio repleto de cosas: papeles, libros apilados, pinceles, un sombrero.  Cuando nos vió se sacó los anteojos y nos pidió que tomáramos asiento.
Seguir leyendo