WikiHouse, imprima y ensamble su propia casa

Lo podes leer en 4 minutos.

Con el propósito de democratizar el diseño y la construcción de la vivienda propia, el proyecto Wikihouse se propone como una nueva revolución industrial en la que los usuarios son los dueños de los medios de producción. Desafiando la construcción tradicional, y con la ayuda de internet y la fabricación digital, propone la construcción de viviendas económicas y eficientes que se diseñan, imprimen y luego ensamblan por los propios usuarios.

La idea surge de un problema tan pero tan grande, que de cerca no se ve. Lo deja en evidencia Alastair Parvin -co-fundador del proyecto- en su charla para TED Arquitectura por y para la gente, en el año 2013: solamente el 1% de la población mundial puede acceder a un arquitecto para construir su propia casa. ¿Qué sucede entonces con el 99% de la población restante?

En los últimos años, el problema de acceso a la vivienda se ha hecho extensivo y no sólo atraviesa a los sectores más vulnerables de las sociedades, sino también a los jóvenes (y no tan jóvenes) de clase media, cuyo destino es el de ser para siempre inquilinos. Este es el panorama y, según Parvin, no hay que inventar nada nuevo para hacerle frente. En cambio, hay que tener la destreza de tomar los recursos que están en funcionamiento y adaptarlos para utilizarlos a nuestro favor.

“Esto me lleva a preguntarme: ¿para quién estoy trabajando? La verdad incómoda es que en realidad todo lo que hoy llamamos arquitectura es en realidad el negocio de diseñar para el 1% de la población más rica, y siempre ha sido así”

Así en el año 2011 surge el proyecto WikiHouse, un sistema de construcción de código abierto. Esto significa que mediante una plataforma de internet, cualquiera de nosotros puede acceder a una biblioteca de modelos 3D que pueden ser modificados, descargados e impresos mediante una máquina de corte CNC. Las partes están numeradas y se ensamblan sin necesidad de tornillos ni herramientas especializadas mediante conexiones de calces y clavijas, como un rompecabezas. Sin conocimientos previos, un equipo de dos o tres personas podrían construir una casa pequeña en un solo día.

Al esqueleto básico de la vivienda, se le agregan luego los sistemas de ventanas, aislamiento y revestimiento según los requerimientos y posibilidades de los propietarios. De esta manera, la vivienda se mantiene en un proceso continuo donde siempre podría mejorarse y re-adaptarse.

Con la máquina de corte CNC se pueden imprimir nuevas partes o incluso es posible usarla para hacer las casas de otros. Se empezaría a entrever entonces un modelo de desarrollo urbano potencialmente libre y encabezado por los ciudadanos, que dejarían de ser consumidores para convertirse en productores.

“Nos movemos hacia un futuro donde la fábrica está en todos lados y esto quiere decir que el equipo de diseño puede ser cualquiera de nosotros. Eso es realmente una revolución industrial. Los conflictos ideológicos más grandes que heredamos giraban en torno a la pregunta de quién debería controlar los medios de producción, y estas tecnologías vienen aquí con la solución: quizás todos, ¿qué significa esto en arquitectura?”

La globalización también ha traído sus beneficios, tal es el caso de la circulación de ideas sin patentes que favorecen el libre tráfico de información y el trabajo colaborativo de la comunidad. Así es como WikiHouse no es el único proyecto que se asienta sobre los principios del diseño abierto y de libre acceso. PaperHouses por su lado, es una plataforma de internet que provee planos completos de viviendas diseñadas por arquitectos reconocidos, disponibles para descargar. Desde su creación en el año 2012, este proyecto ha contado con el apoyo de numerosos estudios como Panorama, Rintala Eggertsson Architects y Tatiana Bilbao entre otros, que han accedido a diseñar una vivienda para este catálogo libre.

Es difícil pronosticar como evolucionarán este tipo de proyectos. La historia del siglo XX nos muestra las dificultades que han encontrado constantemente los arquitectos para tratar de anticipar el futuro. Aún así, estos ejemplos se hacen valiosos a la hora de re-pensar los problemas de la arquitectura, agitar el debate y fomentar la investigación de alternativas para la vivienda del siglo XXI.


Todas las imágenes son de WikiHouse,
Descubrí más en su página!